Breaking News
recent

La tasa de plazo fijo en el nivel más bajo de los últimos 18 meses. Alternativas de inversión

La baja gradual de tasas que está implementando el Banco Central tiene su correlato en los rendimientos de plazos fijos. Como las entidades ya ganan menos a la hora de colocar su liquidez en las Lebac y tampoco tienen gran demanda de crédito, entonces tampoco están preocupados por remunerar a los ahorristas. En los últimos días, la tasa para colocación a plazo ya roza niveles del 21% anual y a lo largo de septiembre probablemente caiga debajo del 20%.


Estos rendimientos obligan al público a buscar otras opciones de inversión, como la que ofrecen las propias Lebac. Si bien aumenta la cantidad de personas físicas que compran estos títulos, en realidad las cifras son pequeñas en relación con el público que deposita en los bancos. Así como caen las tasas para el público, los bancos también pagan menos a las empresas. La Badlar (que es la tasa para depósitos mayores que un millón de pesos) ya se ubica bien por debajo del 24%.

En las próximas semanas el BCRA continuaría bajando las tasas de Lebac, aunque seguirá siendo en forma gradual. La entidad que preside Federico Sturzenegger ya dejó claro que los rendimientos en pesos se mantendrán relativamente altos hasta que no baje más la expectativa de inflación. La meta es que el año que viene se ubique en 17% como máximo, pero el mercado (según surge del relevamiento a consultoras) sigue esperando niveles del 20%.

Ante esta situación, hay distintas opciones que pueden explorarse para tratar de maximizar la inversión en pesos. Por supuesto es clave que el dólar no tenga movimientos bruscos. De lo contrario, no sólo los ahorristas se verían impactados por una caída del rendimiento en términos reales (es decir, comparados con la inflación), sino además por una pérdida de ingresos en moneda dura.

¿Qué otras opciones tienen disponibles los ahorristas para maximizar rendimientos en moneda local? El mercado ofrece más opciones, entre las que se pueden completar las siguientes:

1) Alargar los plazos de colocación: tanto para el caso de plazos fijos como de Lebac, resulta más conveniente estirar los vencimientos, por ejemplo a 60 o 90 días. Si bien los rendimientos no son mucho mayores, al menos se evita el efecto de una caída mayor de tasas al momento de la renovación.

2) Fondos comunes de inversión de renta fija: una de las grandes ventajas en relación con un plazo fijo es que tienen liquidez inmediata. Y en líneas generales rinden varios puntos más que un plazo fijo, ya que el patrimonio está colocado en bonos en moneda local con tasas más altas.

3) Títulos con CER: pagan entre 4 y 5 puntos porcentuales por encima de la inflación. Son a plazos más largos, pero rinden más que los plazos fijos. El último título colocado por el Gobierno es el Boncer a 2021, que en las últimas semanas estuvo golpeado por el freno a las tarifas de gas que tiraron para abajo el índice de inflación de agosto y posiblemente el de septiembre.

4) Bonos "dollar linked": es una opción relacionada con el tipo de cambio, pero la inversión se realiza en pesos y los pagos de intereses y capital se realizan en moneda local. El atractivo no es apostar a una recuperación del tipo de cambio (especialmente en un contexto de tasas en baja), sino también rendimientos que superan hoy el 5% anual sobre la evolución que pueda tener el título. Por supuesto, si el dólar se mantiene "planchado" como en los últimos meses, esta alternativa pasa a ser mucho menos interesante.

Fuente: ambito.com  Por: Pablo Wende
contadoreseninteraccion

contadoreseninteraccion

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.