Breaking News
recent

El regreso de los préstamos en pesos, a 10 años y tasa fija

Una de las aspiraciones que tiene el equipo económico es profundizar el mercado de crédito en moneda local para financiar la inversión de las empresas locales, sobre todo las medianas y chicas, que no pueden salir a buscar plata afuera. En ese marco, la colocación de dos bonos a 7 y 10 años que se concretó esta semana, emitiendo deuda a tasa fija, es el puntal de dicha estrategia. “No hay más excusas para no prestar en pesos” reclamó un funcionario de la secretaría de Finanzas. “Ahora hay una tasa de referencia para los bancos que quieran prestar y para las empresas e individuos que necesiten financiamiento”.


Haciéndose eco de ese reclamo, un banco privado extranjero tiene todo listo para ofrecer créditos a 10 años, en pesos y a una tasa fija que rondará el 17% anual. El HSBC, de esa entidad se trata, lanzará una línea que estará disponible tanto para empresas como para individuos. La tasa, como se ve, es apenas más alta que la que pagará el Gobierno Nacional por los bonos a 10 años. La mega colocación de 76.400 millones se pactó a una tasa del 16% para el bono a 7 años y 15,5% para el bono a 10 años. En los próximos días, el HSBC anunciará una línea específica (también en pesos y a tasa fija) pero para créditos hipotecarios. En este caso no se trata de créditos cuyo capital se ajusta a la par de la inflación (como los créditos UVA) sino un préstamo común y corriente. La tasa no está definida aún, pero se espera que esté muy cerca de las líneas antes descritas.

El titular del HSBC, Gabriel Martino, aprovechó un encuentro que mantuvo con el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, en el marco del coloquio de IDEA, para anticiparle la iniciativa. Testigos del encuentro dicen que el jefe del BCRA se sorprendió por lo rápido que están reaccionando los bancos. Se descuenta que detrás del HSBC, otras entidades se lanzarán en breve por este camino.

Desde hace tiempo Sturzenegger presiona a los bancos para que recorten las tasas de interés de sus líneas de préstamos a la par de la caída de las expectativas de inflación.

La visión del Central es que con tasas de inflación más bajas, los bancos deberán apostar decididamente a aumentar el volumen de su negocio porque ya no contarán con la ganancia fácil de quedarse con una parte del impuesto inflacionario. Esta ganancia se produce por la diferencia de tasas, entre lo que pagan por los depósitos a la vista en caja de ahorro o cuenta corriente (nada) y lo que pagan por los plazo fijo, por un lado, y por el otro lo que cobran por los créditos que otorgan.

Hoy los bancos tienen también una fuente de ganancias importante en los intereses que cobran por las decenas de miles de millones de pesos que tienen colocadas en Lebac.

Pero más allá de lo estrictamente financiero, en el HSBC se preocuparon en remarcar que también sintieron la necesidad de hacer un aporte luego de conocerse las cifras oficiales de pobreza, según le contó a este diario un alto ejecutivo de la entidad financiera.

El primer paso fue lanzar una línea a cinco años para capital de trabajo de las pymes. Salieron a ofrecer 100 millones de pesos a tasa fija del 18% y en una semana colocaron la mitad de ese cupo.

Fuente: ieco.clarin.com
contadoreseninteraccion

contadoreseninteraccion

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.