Los diez autos más baratos con caja automática

Esa idea de que a los argentinos nos gusta "tirar cambios" está quedando en el olvido. El congestionamiento de tránsito que se vive en las grandes ciudades (y no tan grandes) y sus alrededores lleva a que cada vez más usuarios opten por un vehículo con caja automática.
 
 
 
En el pasado, este tipo de transmisiones estaba sólo reservado a los modelos más grandes y caros de cada una de las marcas. Y eran más comunes entre los fabricantes de lujo, razones de sobra para que no hayan sido populares.
 
En los últimos años, las cajas de cambios automáticas han evolucionado mucho y hoy es posible encontrarlas en distintos tipos de modelos, desde autos chicos y sedanes compactos hasta los SUV urbanos, todos con características populares.
 
Estos son los diez modelos con transmisión automatizada más baratos del país.
1. Volkswagen Up! Move i-Motion $ 277.967
 

 
​​La marca alemana utiliza la denominación i-Motion para designar a sus modelos con caja robotizada. Es el vehículo más chico que vende Volkswagen en el país y el funcionamiento de su transmisión es ideal para el uso urbano. Está equipado con un motor de tres cilindros, 1.0 litro de cilindrada y 75 caballos. Tiene también la opción de paso de marchas de modo manual.
2. Nissan Versa Sense A​T $ 302.200

 

Este sedán compacto se caracteriza por tener un muy buen espacio interior (de lo mejor en su categoría) y una buena capacidad de carga en su baúl. Su caja de cambios es de convertidor de par y cuenta sólo con cuatro relaciones. Se combina con un motor naftero de 1.6 litros y 107 caballos de fuerza.​ Con la misma mecánica, la marca japonesa también ofrece el March, un 5 puertas que cuesta $ 319.300.


3. Toyota Etios XLS AT $ 306.400



El auto chico de Toyota ofrece ya en el medio de su gama de versiones esta variante con caja automática. Se trata de una transmisión de cuatro marchas que se combina con un motor naftero de 1.5 litros y 103 caballos de fuerza. En su equipamiento se destaca el control de velocidad crucero. Hay otra versión más equipada (Platinum, que cuesta $ 330.100), otras dos opciones pero con carrocería de cuatro puertas (XLS a $ 317.400 y Platinum a $ 341.100) y una variante con look aventurero (Cross, a $ 331.500).
 
4. Chevrolet Onix LTZ AT $ 320.900
 

Solamente la versión más equipada de este hatchback de Chevrolet está disponible con caja automática. Se trata de una transmisión de convertidor de par de seis marchas. Va unida a un motor naftero de 1.4 litros y 98 caballos de fuerza. Dentro de su equipamiento incluye el control de velocidad crucero.
 
5. Chevrolet Prisma LTZ AT $ 339.400
 

 
Se trata de la versión sedán del Onix pero que se comercializa bajo el nombre de Prisma. Ofrece el mismo conjunto mecánico que su "hermano" de cinco puertas (caja automática de 6 velocidades y motor naftero 1.4 de 98 caballos), Se diferencia por ofrecer una mayor capacidad de carga en el baúl y por sumar una cámara de marcha atrás.
 

6. Volkswagen Polo Trendline $ 352.302
 
 
Este modelo se acaba de presentar en nuestro mercado y la configuración de su gama muestra claramente cómo están cambiando las preferencias en materia de caja de cambios, ya que la mitad de su oferta (tres de seis) vienen con transmisión automática. Se trata de una caja de convertidor de par, con seis relaciones, que va unida a un motor naftero de 1.6 litros y 110 caballos de fuerza. En su equipamiento se destacan los airbags laterales (además de los frontales obligatorios) y el control de estabilidad. Las otras versiones automáticas cuestan $ 406.090 (Comfort Plus) y $ 450.706 (Highline).
 
7. Fiat Argo Precision AT $ 365.700
 

 
Fue una de las grandes novedades del año pasado para nuestro mercado y en su gama ofrece esta versión con caja de seis velocidades que se combina con un motor naftero de 1.8 litros y 130 caballos de fuerza. La transmisión cuenta con la posibilidad de pasar las marchas de modo manual y con la opción de hacerlo por medio de levas ubicadas detrás del volante. De su equipamiento se destaca el control electrónico de estabilidad.
 
8. Ford Fiesta SE AT $ $370.600
 

Este modelo que acaba de actualizarse ofrece tres versiones con caja automática dentro de su gama. Todas vienen con una transmisión de doble embrague y va unida a un motor naftero de 1.6 litros y 120 caballos de fuerza. Otra particularidad de esta caja es que para hacer un paso de marcha manual, tiene dos pequeños botones, uno ascendente y otro descendente, en el costado derecho del pomo de la palanca. Las otras versiones automáticas cuestan $ 386.000 (SE Plus Powershift) y $ 427.300 (Titanium Powershift).
 
9. BAIC X25 AT US$ 19.100 ($ 379.135 con el dólar a 19,85)
 

 
El primer modelo de origen chino de esta lista es un SUV pero con características urbanas. Tiene una carrocería de 4,11 metros de largo y muchos detalles estéticos que hacen referencia al off road. Pero se trata de un tracción delantera, con motor naftero de 1.5 litros y 115 caballos y una caja automática de cuatro marchas. Su equipamiento incluye control de velocidad crucero y cámara de marcha atrás, entre otros sistemas.
10. Peugeot 208 Allure Tiptronic $ 387.800
 
​A finales del año pasado, este modelo recibió algunas mejoras y una de ellas fue la incorporación de una nueva caja automática. El cambio fue más que positivo, ya que ahora la transmisión cuenta con seis cambios en lugar de los cuatro de la versión anterior. Se combina con un motor de 1.6 litros y 115 caballos de fuerza. Tiene opción de paso de marchas manual y se lo puede hacer tanto desde la palanca como desde las dos levas ubicadas detrás del volante. Esta mecánica también está disponible en la versión más equipada (Feline) y cuesta $ 437.700.
 
Pero para elegir también es bueno conocer los distintos tipos de automatismos disponibles en nuestro mercado, ya que no todas las cajas funcionan del mismo modo y de ello depende que no nos equivoquemos en la elección en función a nuestros gustos y preferencias.
 
- Robotizada: su base es una caja de cambios manual pero recibe ese nombre porque justamente la acción de embragar y desembragar para conectar una marcha está robotizada. Por eso no tienen pedal de embrague. Por lo general ofrecen una opción de paso manual (el conductor elige cuándo subir o bajar un cambio) y otra completamente automatizada. Estas cajas se caracterizan por tener un paso de marcha muy lento, en especial cuando la aceleración es fuerte.
 
- Convertidor de par: se trata de un un mecanismo que reemplaza al embrague tradicional y es el que realiza la conexión entre la caja de cambios y el motor. Es el sistema más utilizado entre las transmisiones automáticas. Y en general suele ser el que más confort provee por la suavidad que tiene en cada paso de marcha.

 
- CVT o de Variador continuo: el nombre de Transmisión Continuamente Variable (CVT por su nombre en inglés) hace referencia a la posibilidad de ofrecer infinitas relaciones en su funcionamiento. Cada marcha en una caja de cambios está compuesta por un engranaje que tiene un tamaño en particular y que se engrana con otro cada vez que se selecciona esa marcha.
 
Pero las cajas CVT están compuestas por dos poleas cónicas que pueden variar su diámetro y así permiten que la cadena que las une y transmite la fuerza del motor, cuente con una variabilidad infinita de relaciones. La sensación es como la de estar acelerando un ciclomotor, sin baches ni tironeos ya que no hay un cambio de relaciones específico como con cualquier otra marcha.
 
Las cajas CVT se caracterizan por ser transmisiones muy confortables, por la suavidad de su funcionamiento. Pero cuando se necesita acelerar mucho, dan la sensación de no responder con la energía solicitada: el ruido que genera el motor al acelerar no guarda relación con la ganancia de velocidad.
 
- De doble embrague: como su nombre lo indica son cajas compuestas por dos embragues. Uno de ellos se encarga de las marchas pares y el otro de las impares, de manera que siempre hay dos marchas engranadas pero una está desembragada. Cuando se cambia de marcha, uno de los embragues se desacopla a la vez que se acopla el otro.
Es por eso que estas cajas son muy veloces en su paso de marcha y resultan muy eficientes. Por ejemplo, un motor con una caja de doble embrague acelera más rápido y consume menos combustible que con una transmisión manual.

Fuente: clarin.com

0 comentários:

Publicar un comentario