Adiós a la oficina: las claves para ser más productivos trabajando desde el hogar

Establecer nuevos horarios y ritmos laborales y lograr privacidad son factores claves para poder hacer teletrabajo.
 

 
Cuando se quiere aumentar la productividad laboral, una opción es quedarse en casa. La gente que trabaja remotamente tres o cuatro días de la semana se compromete más con su trabajo, según el último informe del "Estado del lugar de trabajo de EE.UU.", de la consultora Gallup. Se acaban las distracciones como las disputas por el poder en la oficina, los chismes en los descansos y los colegas ruidosos, pero hay tentaciones especiales cuando se ahorran horas del día al no tener que viajar al trabajo. La televisión, las tareas del hogar y los otros integrantes de la casa pueden hacer que todo vaya más lento, convirtiendo la productividad en un desafío cuando se mezclan el tiempo personal y el del trabajo. "Trabajar desde casa sólo puede ser exitoso si las organizaciones y los individuos abrazan la integración del trabajo y la vida en vez del equilibrio de la vida y el trabajo", dice Holger Reisinger, autor del libro Get S#!t Done! y vicepresidente senior de la fabricante de auriculares Jabra. "En vez de tratar de equilibrar el trabajo y la vida personal, los empleados deberían organizar su trabajo de modo que se mezcle sin fisuras con el tiempo dedicado a la familia y la recreación".
 
A continuación, tres recursos para aumentar la productividad sin pisar la oficina.
 
1 Seguir su ritmo
El patrón circular natural entre los dos hemisferios de su cerebro se llama ritmo ultradiano y seguir su flujo puede ayudarlo a optimizar su concentración, dice Reisinger. "Durante 90-120 minutos estamos dominados por el lado izquierdo del cerebro y eso aumenta la productividad", dice. "Luego, por 20 minutos, estamos dominados por el lado derecho de nuestro cerebro, sintiendo el impulso de bostezar, comer y desperezarnos". Encontrar un ritmo de trabajo propio estando atento al momento del día en que se siente más concentrado y el momento en que se siente fatigado es una buena alternativa.
 
Durante esos ciclos del hemisferio izquierdo del cerebro se deben abordar tareas importantes y durante sus ciclos del hemisferio derecho, aprovechar la ventaja de trabajar desde casa usando el tiempo para leer un libro, practicar yoga o picar algo de comida. Las distracciones o los horarios pueden obligarlo a cambiar esto en la oficina, pero en casa depende de usted tomarse un descanso, agrega Colin Doherty, CEO de la plataforma de software de comunicación Fuze. "Tómese un momento para desconectarse del trabajo", dice.
 
 
2 Pedir privacidad
Cuando se trabaja desde casa y hay otros alrededor, no hay que suponer que saben que está ocupado o que necesita concentrarse, dígaselo, dice Reisinger. "Rara vez lo van a interrumpir si su cónyuge o sus chicos realmente entienden que está presionado para rendir", dice. También puede usar un sutil recordatorio, como cerrar la puerta de su oficina en casa o colocar un cartel que diga "no molestar" en el escritorio.
 
 
3 Fijar un horario propio
En la oficina se puede ver claramente cuando los colegas inician y finalizan su labor, pero cuando trabaja desde casa es probable que se termine fijando su propio horario laboral. Si su empleador autoriza un día laboral flexible y no se lo necesita online o disponible en un momento particular, entonces cree sus propias tradiciones laborales, dice Doherty, cuya compañía recientemente implementó una política de "trabajar desde cualquier parte", alentando a los empleados a trabajar donde se sientan más productivos. Por ejemplo, los noctámbulos pueden preferir trabajar por la noche y los que son padres pueden optar por trabajar ordenándose por los horarios de la familia. Fije horas de trabajo y cúmplalas, dejando las tareas no relacionadas con el trabajo para su tiempo libre. "Lo hermoso de ser un trabajador remoto es tener la flexibilidad para adecuar su día laboral a sus necesidades personales", dice. "Hágalo".
 
Fuente: lanacion.com  Por: Stephanie Vozza

0 comentários:

Publicar un comentario